Realmente el CBD en casos de autismo, mejora la calidad de vida?

La mayoría de las personas con autismo necesitan apoyo a lo largo de su vida, pues no logran ser totalmente independientes: desde pequeños, la ayuda de sus padres y familiares será fundamental para reducir los signos del trastorno del espectro autista y lograr que tengan más control sobre su vida. 

Se detecta durante los primeros dos años de vida, al menos es el mejor momento para iniciar el tratamiento para el autismo y mejorar su calidad de vida. 

Características del autismo

Hablamos de un trastorno que principalmente genera déficit en el desarrollo intelectual y alteraciones en su interacción social, abarcando problemas de comunicación verbal y no verbal, a cambio de comportamientos repetitivos e inconscientes. 

Pero hay otros signos: La persona enfrenta situaciones en las que huye del contacto físico, su contacto visual es breve o no lo mantiene nunca; no señala los objetos o cosas que pudiera necesitar; si lo llamas por su nombre no responderá; no expresa sus sentimientos de manera adecuada; no demuestra preocupación por los demás, tampoco tiene interés en hacer amistades.

Los rasgos de su conducta indican que no quiere comunicarse y su apariencia da a entender que no es feliz o que sufre continuamente. Su existencia parece que quiere pasar desapercibida. 

Por supuesto que esta conducta autista poco estable es variable –de moderada a severa-, en el peor de los casos la persona será agresiva consigo misma, pudiendo autolesionarse.

Ahora hablemos del Cannabidol o CBD como opción o complemento a su tratamiento. El aceite de CBD logra un efecto positivo en el autismo que se ha denominado “normalizador de la conducta”.

Recuerda que es un producto derivado de la marihuana que no tiene indicios de sedación, por lo tanto, el estado alerta de quien lo consume se mantendrá sin problemas.

 

Aportes del CBD frente al autismo

 

  • Estabiliza la conducta, influyendo en su carácter e interacción social.

 

  • La persona puede adquirir habilidades que habían perdido o que nunca habían tenido, como vestirse solo, poner atención a la música o darse cuenta de lo que hay en su entorno cuando sale.

 

  • La comunicación y el contacto humano se vuelven más sencillos, dar abrazos ya no será tan difícil.

 

  • Mejora sus circunstanciales individuales desde su expresión facial, algunos sonríen y se ríen.

 

  • Reduce los comportamientos problemáticos provocados por su temperamento o por altos niveles de estrés.

 

En estudios y artículos que tratan este tema, además en las mismas redes sociales, los padres están compartiendo su experiencia sobre por qué le están dando aceite de CBD a sus hijos para combatir la ansiedad, para ayudarlos en su concentración, a encontrar la calma y conciliar el sueño. 

¿Hay contraindicaciones? Su uso puede inhibir o alterar los efectos de otros fármacos (como neurolépticos o benzodiacepinas), por eso es recomendable iniciar el tratamiento con CBD bajo supervisión médica y/o neurológica. 

Otro punto que no podemos dejar de mencionar es adquirir un producto de calidad, fabricado bajo condiciones de higiene y con conocimiento del productor. Hay personas que deciden cultivar su propia planta y crear su propio aceite de CBD, aparentemente natural y efectivo, pero realmente con falta de homogeneidad, hasta peligroso.

Ningún caso de autismo es igual al otro, sigue informándote del tema y no mantengas expectativas. Hay que valorar la afectación real, mantener a la persona en observación, empleando diferentes proporciones hasta conseguir mejoría en diferentes áreas.

El CBD es un tratamiento seguro, poco tóxico y recomendable. 

Estos aportes del CBD que hemos mencionado representan para los padres y el niño con autismo un gran paso.